imagen-cubierta-madera

¿Cómo rehabilitar una cubierta inclinada de madera?

El sector de la construcción cada vez apuesta más por la eficiencia energética para conseguir una mejora en los materiales a la vez que se ayuda al medio ambiente. Bajo estos estándares, uno de los materiales más beneficiosos es la madera.

El tener unos detalles constructivos de una cubierta de madera bien definidos  en tu proyecto supone muchas ventajas, entre ellas el que tu cliente pueda comprobar antes de iniciar la obra el aislamiento térmico, la escuadría de la viga etc que se puede obtener en estas cubiertas mediante una sección del elemento constructivo. Y desde el punto de vista estético y decorativo, aportan mucha sensación de calidez y encanto a los hogares. 

Por eso, en este post te hablamos de este tipo de cubiertas y cómo rehabilitar una cubierta inclinada de madera.

 

Cubiertas de madera: ¿cuáles son sus ventajas?

Lo dicho: las cubiertas de madera aportan muchos beneficios tanto estéticos como en lo que se refiere a lo funcional. Lo primero a destacar es que la madera es un material muy ligero, menos pesado que otros materiales que se utilizan para la construcción de cubiertas y tejados. Esto supone también una mayor facilidad en su instalación, con un coste mucho más óptimo dado que la rapidez y comodidad en su instalación reducen los tiempos de construcción y mano de obra.

Y es que la madera también es más económica que otros materiales. De hecho, ten en cuenta que en el tablero las cubiertas de madera suelen tener ya el acabado final de la bajo cubierta, por lo que en la mayoría de ocasiones supone un menor coste, alcanzando hasta el 20% menos que otros materiales como las viguetas de hormigón donde luego hay que colocar los bardos y el enlucido.

Por último, hay que destacar que las cubiertas de madera requieren muy poco mantenimiento y tienen un excelente envejecimiento, ya que suelen estar fabricadas con los tratamientos adecuados para garantizar su durabilidad.

 

¿Qué tipo de cubiertas de madera existen?

Dentro de las cubiertas de madera existen diferentes tipos de cubierta. Las principales son las cubiertas con vigas vistas de madera, donde tienes cumbrera y cabios, cerchas y correas y par y nudillo.

También existen las cubiertas con aislante entre vigas no vistas, cuya cara inferior puede ser el tablero; y cubiertas con panel contralaminado CLT.

Por último, se pueden clasificar estos tipos de cubiertas en cuanto a terminaciones en cinco tipos principales: tarimas machihembradas, tableros de madera maciza, tableros de madera contrachapada, panel sándwich y tablero OSB.

 

¿Cómo rehabilitar una cubierta inclinada de madera?

 

Antes de rehabilitar la cubierta hay que averiguar cómo ha sido construida y estudiar su funcionamiento.

Por otro lado, entre otros el principal problema al que suelen enfrentarse las cubiertas inclinadas de madera es la presencia de humedad (agente abiótico) sobretodo en los empotramientos con el muro. El agua es la enemiga de la construcción y puede estropear construcciones muy elaboradas en poco tiempo. La aparición de humedad en el interior de una cubierta puede provenir de diferentes causas que conviene identificar y sobretodo de cara a que no se una la presencia de termitas (agentes bióticos  o insectos xilófagos de tipo social) para las cuales la madera húmeda es un auténtico manjar y pueden provocar daños mecánicos muy serios además de que no suelen percibirse exteriormente los daños.

Además de la humedad, el paso de los años también hace mella en las cubiertas inclinadas de madera. El mermar de la misma con el paso del tiempo puede llevar a la necesidad de una restauración, pues los elementos estructurales pueden perder resistencia debido a la falta de mantenimiento, la aparición de hongos como la pudrición blanca o parda (agentes abióticos).

Para rehabilitar una cubierta inclinada de madera en el caso de humedades, hay que ver cómo son, dónde aparecen y cuáles pueden ser las causas. De este modo no sólo solucionarás el problema, sino que también lo podrás prevenir a futuro. Los tipos de humedades más comunes en las cubiertas de las viviendas son:

• Humedades por condensación: afecta a los acabados interiores y se debe a la ausencia de un aislamiento o instalación incorrecta del mismo. Aquí juega un papel fundamental la ventilación, por lo que conviene aumentar la temperatura del interior de la vivienda para que no se alcance la temperatura de rocío, o ventilar la estancia para bajar la presión del vapor de agua.

• Humedades por capilaridad: ocurren en el encuentro entre la terraza descubierta y la pared de la estructura. Suele deberse a un fallo en la instalación de los impermeabilizantes, lo que causa que el agua se filtre por capilaridad de los muros, ascienda la humedad y aparezcan goteras.

• Humedades por accidente o filtración: son lesiones estructurales que se originan de forma accidental, muchas veces también por antigüedad, como roturas.

 

Los pasos a seguir a la hora de rehabilitar una cubierta son los siguientes:

1. Revisar la estructura del Forjado:

Primero comprobar el estado de las vigas cuidadosamente revisando una a una y si hay que sustituir alguna comprobar la humedad del material que nos proporcionan y que debería ser inferior al 12% para evitar la aparición de termitas. Para aumentar su durabilidad las protecciones están reguladas según su uso y las puedes encontrar en la norma UNE EN 335-1:2007.

El módulo de elasticidad y la resistencia a flexión permiten clasificar las vigas de madera según la categoría de clases resistentes introducida por el Código Técnico de la Edificación (C18, C24, etc.). A partir de estos valores, como técnico puedes calcular si la viga de madera está en condiciones de soportar las cargas a las que se encuentra sometida o si, por el contrario, necesita ser sustituida o reforzada. 

En cuanto a la normativa para el cálculo de estructuras de madera que hay que seguir para el cálculo enumeramos aquí la siguiente lista:

CTE-DB-SE. Seguridad Estructural.

CTE-DB-SE-AE. Acciones en la edificación.

CTE-DB-SE-M. Estructuras de Madera.

CTE-DB-SI. Seguridad frente a incendio.

UNE EN 1995-1-1/AN:2016-04. Parte 1-1.

UNE EN 1995-1-2. Parte 1-2.

UNE EN 338:2010. Madera estructural. Clases resistentes.

 

En Ficherotecnia también puedes encontrar detalles constructivos en dwg para reforzar estructuras de madera y proyectos completos para ahorrar tiempo.

2. Renovación del Aislamiento térmico:

Puede ser de diversos tipos: rígidos, como el poliestireno extruido y expandido; flexibles, como la lana de roca, siendo de los más utilizados o proyectados, como la espuma de poliuretano pero su origen petroquímico hace que cada vez se utilice menos. Se suele optar por la opción rígida que suele ya contener el acabado visto inferior y cumple la función del entramado.

También hay opciones más ecológicas como los paneles de madera prensada, la celulosa, el lino..

3. Elección de la Impermeabilización:

La impermeabilización es muy importante debido al tema de la humedad comentado anteriormente, hay múltiples opciones insitu o en láminas colocadas de manera correcta y prestando atención a las limatesas, limahoyas, cumbreras y encuentros con chimeneas.

4. Acabado:

Hay una amplia variedad de materiales de cobertura incluso algunas que llevan la impermeabilización como la tégola americana, tejas sueltas o paneles que imitan a la teja, todo va a depender de tu proyecto.

También hay que prestar atención a la adecuación del forjado, si está en condiciones, pero el soporte no, toca sanearla y nivelarla, sustituyendo el soporte por otros productos, como paneles sándwich, paneles OSB, tableros de aglomerado, etc. En este caso, también es importante obtener una superficie lo más uniforme posible. 

Una vez que el soporte esté en las condiciones idóneas, toca colocar el aislamiento térmico elegido, instalándose siguiendo las instrucciones de instalación y precauciones indicadas. En el caso del panel sándwich, el aislamiento lo incluye el propio producto, por lo que se evita este proceso, reduciendo el coste de instalación y evitando los posibles daños que puede sufrir el aislamiento antes de su protección por una capa impermeabilizante.

Ante cualquier duda que te pueda surgir respecto a este u otros asuntos relacionados con la rehabilitación o normativas, puedes consultar a nuestros expertos sin compromiso. Ellos te ayudarán y te asesorarán para que todos tus proyectos acaben en un éxito rotundo. ¡Feliz construcción!

Descubre todos nuestros recursos las estructuras de madera

Planos, plantillas para proyectos, libros para técnicos, detalles constructivos y mucho más.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué te ofrece Ficherotecnia?

Recursos editables

Editable 100% para adaptar a tu caso y ser más eficiente en el trabajo
Descúbrelo

Descarga inmediata

Descarga ahora tus proyectos mucho más rápido en tu ordenador
Descúbrelo

Ahorra tiempo

Te facilitamos el trabajo para que inviertas tu tiempo en lo que prefieras
Descúbrelo

Recursos reales

Documentación técnica filtrada 100% de obras reales
Descúbrelo

Artículos relacionados