reparacion-estructural-pilares-hormigon-armado

Reparación de pilares de hormigón armado a 1,5m: la evolución de la reparación estructural en estructuras de hormigón.

El avance es lento, pero la rehabilitación estructural se especializa, aún recordamos cuando hace ¿10, 15años? ver fisuras de distinta índole en la base de un pilar de hormigón armado de cualquier sótano, eran signo suficiente para intervenir en todos por igual, sin determinar ensayos concretos: el desconocimiento, la falta de normativas, datos, ausencia de formación en las escuelas universitarias y experiencia hacían que nadie se la quisiera jugar. Lógico.

La entrada en vigor de la norma UNE-EN 1.504 en el 2014 para Reparación y refuerzo de estructuras de hormigón arroja luz a este campo y hace que también la industria se especialice y se creen productos y morteros de reparación específicos: es el inicio de los R2,R3 y R4 distinguiendo así que sea apto para el refuerzo estructural o no.

Las intervenciones se especializan: cuando encontramos ahora ese pilar con fisuras en su base se observa la lesión, se analiza la causa, se intenta atajar o disminuir el motivo que lo provoca (si es algún agente externo) y luego se repara la lesión concreta con el  o productos específico.

Para tomar decisiones y dar un diagnóstico adecuado se encargan ensayos previos que en el caso de los pilares de hormigón armado encontramos:

  • Ensayo de rotura a compresión para resistencias.
  • Ultrasonidos para analizar la compacidad y hacer correlaciones.
  • Profundidad de carbonatación.
  • Densidad para establecer el grado de porosidad.
  • Presencia de Cloruros y sulfatos.
 

Ejemplo para caso de un pilar de estas características lo analizaríamos desde estos puntos:

Posibles factores de riesgo:

  • Carbonatación del hormigón derivada de la acción del CO2 del aire incrementada, en su caso, en ambiente agresivo por los de vehículos.
  • Humectación periódica por posibles roturas de la red enterrada de saneamiento.
  • Disposiciones constructivas que permiten la humectación, sin dotar de protección adecuada o características que hagan posible hacer frente al ambiente agresivo.
  • Hormigones de poca compacidad: alta relación agua/cemento lo que implica baja resistencia y porosidad elevada.
  • Hormigones con escaso contenido de cemento que brinden escasa alcalinidad y menos protección natural ante la carbonatación.
  • Recubrimientos escasos.
  • Defectos derivados de compactaciones inadecuadas.
 

Los síntomas y la evolución de los daños:

  • Si el ambiente es lo suficientemente húmedo, de manera que el hormigón permanezca empapado durante algún tiempo, los productos de corrosión pueden viajar hasta la superficie donde precipitan creando manchas pardas o rojizas.
  • La expansión de los productos de corrosión presionan al hormigón de recubrimiento hasta fisurarlo. Aparecen fisuras marcando armaduras preferentemente en las esquinas de vigas o soportes
  • La pérdida de sección se incrementa hasta la rotura de las armaduras de menor sección como son los estribos.

Ebook con más de 70 casos de rehabilitación de pilares

Detalles constructivos DWG para la rehabilitación de pilares de hormigón armado

pilares

Toma de datos y ensayos de ayuda para el diagnóstico:

  • Realizar un mapa general de deterioro en donde figuren los elementos deteriorados y su grado de deterioro estableciendo una escala, por ejemplo: manchas, fisuras desprendimientos, armaduras partidas etc.
  • Determinar el espesor de recubrimiento de las armaduras.
  • Determinación la profundidad de carbonatación o al menos si el hormigón que está en contacto con las armaduras está carbonatado.
  • Descartar la existencia, en concentraciones relevantes, de iones despasivantes determinando la concentración de ión cloruro y en su caso sulfatos.
  • Evaluar el estado de las armaduras y la pérdida de sección en su caso.
 

Con este tipo de análisis, podremos determinar la solución “a la carta” para cada pilar, lo que dará seguridad al técnico, a la empresa que lo ejecute y al cliente que verá que el presupuesto se ciñe a lo que hay que reparar.

La especialización en estas actuaciones ha provocado que podamos reparar pilares a 1,5m cuando antes esto era algo inviable y esto se puede aplicar a cualquier parte de una estructura de hormigón armado como muros de sótano, forjados unidireccionales o reticulares.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué te ofrece Ficherotecnia?

Recursos editables

Editable 100% para adaptar a tu caso y ser más eficiente en el trabajo
Descúbrelo

Descarga inmediata

Descarga ahora tus proyectos mucho más rápido en tu ordenador
Descúbrelo

Ahorra tiempo

Te facilitamos el trabajo para que inviertas tu tiempo en lo que prefieras
Descúbrelo

Recursos reales

Documentación técnica filtrada 100% de obras reales
Descúbrelo

Artículos relacionados